miércoles, 24 de abril de 2013

Diario


Diario de Observación
1ro año de primaria
24 de abril del 2013
Querido diario:


Te escribo para contarte que hoy es mi tercer día de observación y en esta ocasión estuve con el grupo de primero de primaria por mencionar uno de los dos grupos que tienen varios alumnos. Como ya es costumbre reconozco los rostros de los padres que llegan a dejar a sus alumnos, y al tocar el timbre como ritual y parte de la gestión de la escuela se hace formación ya sea para felicitar al alumno que este cumpliendo años, o para dar alguna otra indicación, después de eso cada profesor pasa con sus alumnos a sus salones.

Algo que llamó mi atención y que creía era ritual de la escuela es que en los grupos en los que había estado antes de iniciar las clases los alumnos se reúnen en circulo, se dan los buenos días o expresan su estado de ánimo, mas sin embargo eso no ocurrió en el grupo de primero, ni de segundo y tercero de preescolar. Al entrar saludamos a los alumnos y en seguida ellos se acomodaron en filas,  eso también me sorprendió ya que es el primer grupo que observo esta organizado de esa manera.

Me gusto ver que a la hora de pasar lista no es el profesor sino un alumno, en la pared se observa la lista donde ellos mismos ponen asistencias, al igual que se ve algunos trabajos que han realizado.

Aunque también mencionar que los alumnos al realizar la actividad marcada por la profesora, no todos quieren participar, eso es en cuando a español, aunque en computación si que me sorprendí de ver a los pequeños usando súper bien la computadora, después de marcarle actividad el profesor ellos terminan y solos se meten a navegar y buscan paginas de juego sin problema alguno; es sorprendente observar a los pequeños usar así la computadora, aunque en pleno siglo tecnológico es más que necesario, eso habla del contexto en el que se encuentran y de la cultura de cada uno de los alumnos.

Al salir al receso algunos alumnos como que se transforman, es decir, cambian sus comportamientos en a como son en el aula y al salir al receso, aunque en lo general se puede observar a los alumnos sentados en algún lugar de la escuela desayunando, eso es algo que me agrada ya que todos se llevan, y eso se ve reflejado a la hora de trabajar en equipo.

Después del receso cada quien pasa a su salón, y se termina mi día en la escuela, sigo emocionada en ocasiones un poco desesperada pero entiendo que es parte del proceso.

Mañana observaré la hora de salida de los alumnos. J




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada